Ignacio Casano, un enamorado sin frenos

766
Shanik Berman

Twitter/ @shanikberman

“DE DONDE VENGO, LOS BESOS NO SE PIDEN, SE ROBAN; Y YO ENAMORADO NO LE METO EL FRENO AL CORAZÓN. Y POR SUPUESTO NO ME IMPORTA QUE MI AMOR TENGA UNA HIJA O HAYA SIDO CASADA”

El bello Ignacio Casano, quien muestra su precioso cuerpo en Solo para mujeres, es novio de la guapa cantante y actriz Lisset:

»» ¿Eres romántico?

En el amor soy rudo y cursi, escribo poemas de amor y tengo fuerza para luchar por amor si me ayudan, uno no puede luchar por los dos.

»» ¿Por qué usas anillo de casado, te casaste en una kermesse?

No soy casado pero me gusta usar el anillo de casado -dice Ignacio, quien tiene 34 años y está como nos lo recetó el doctor.

»» ¿Qué opinas de Lisset?

Es guapísima y no me cabe ninguna duda, no existe ningún hombre latinoamericano que piense que no es bella.

»» ¿Te la vas a robar?

De donde yo vengo dicen que los besos no se piden, se roban cuando la mujer que te gusta tiene los labios abiertos, y eso es lo que yo hago. En cuanto a robármela o robarme a alguien, estoy dispuesto a luchar y combatir siempre. Lo que me provoca es que una mujer me haga saber que su corazón late en mi dirección, no hace falta que me toque la puerta, puede ser con una mirada, pero sí quiero que me lo haga saber.

»» ¿Es fácil enamorarse de una mujer que ya tuvo esposo e hija?

Cuando quiero a alguien, aún si estuviera casada y tuviera hijos, para mí es imposible meterle un freno al corazón cuando se me desborda, y no quiero ahondar en eso, porque sé que si yo saliera con una o cien mujeres por ser hombre, no hay problema, pero la sociedad mexicana es muy conservadora con las mujeres.

“MIENTRAS NO ME PIDA QUE ME CIRCUNCIDE, PARA MÍ EL AMOR ES UN TESTAMENTO DE VIDA O MUERTE”

»» ¿Y si te corresponde le lanzas el can?

Yo no lanzo el can, ni un chihuahua, ¡yo lanzo la jauría entera! ¡Un Rottweiler! En mi caso, no me limito a las miraditas, lo mío es de vida o muerte, es un testamento, soy muy directo y lo digo: “Oye, me gustas, ¿cómo seguimos?”. No tengo problema de andar con una mujer que me interese siempre y cuando no quiera que me circuncide o que rece orientado a la Meca.

»» ¿O sea, no estás circuncidado?

No, en mi país no es algo normal, sé que aquí lo hacen muchos hombres por salud, pero en Argentina la circuncisión solo se hace si eres judío. (Y añadió el guapo Casano): ¿A poco vas a escribir eso, me parece un poco fuerte que en México todos visualicen que no estoy circuncidado…

»» ¿Y si te dice, tranquilo, espera, no es el momento?

Mi vida sigue, mi vida no se detiene; una vida no se detiene, uno está listo para sentir… Las argentinas tienen otro ritmo, más agresivo, sacan los guantes, si te tienen que decir lo que se les ocurra: “Ahí te va y haz lo que quieras con eso”; las mexicanas, en cambio, son más sutiles, pero lo mío es como en mi país: yo mando el ejército a la frontera, no me ando con conversaciones.

»» Dicen que te vieron llorando mucho, fue por Lisset…

Yo tenía una mascotita que pasó a mejor vida, me dolió muchísimo porque no tengo familia en México, mis amigos van cambiando y me aferré mucho a este animalito y verlo morir me pegó horrible; adoro a los animales, los quiero tanto que me cuesta mucho ponerles límites y así haya un temblor o un huracán, los saco a pasear. Terminó siendo una parte muy ligada a mí y por eso lloré. Así concluyó Ignacio, que es uno de los cuerpos más bellos en el show de Solo para mujeres