Con Ingrid Martz

9465
Raquel Bigorra

Twitter/  @rbigorra

Vaya que en México somos amantes de la comedia. Nos gusta y nos hace falta la risa, por eso el público está encantado con Tres familias, la historia que nos pone de buen humor a las 7:30 pm por Azteca 13. El elenco está increíble, sobre todo porque caras que hemos visto por años en Televisa ahora las vemos en Azteca formando parte de la familia. A mí me encanta encontrarme en Azteca Novelas con Carlitos Espejel, Alma Cero, mi muy querida Sylvia Pasquel y Ulises de la Torre. Y por supuesto con la bellísima Ingrid Martz, quien es la finolis de la historia. Cara a cara les comparto en Diario BASTA! los privilegios de los que goza, no más por ser de la familia ricachona de la historia.

»» ¿Qué se siente ser una Barroso Pedregal?

Está padrísimo. Ha sido una experiencia súper divertida. Dela es una mujer tonta pero encantadora, que solo a ella se le pueden pasar por la cabeza ese tipo de ocurrencias. A mí como actriz me parece muy divertido porque ella está fuera de la realidad y tampoco tiene límites. El tono es fársico total.

»» ¿Qué es lo más descabellado que podría pasarle a Dela?

Tú imagínate lo loca que está, que le mandó a construir a su perrita un departamento. Ella no tiene límites.

»» ¿Cómo te sientes en TV Azteca?

Cuando me llamaron para el casting fue un poco raro, porque pensé que no iba a conocer a nadie. Pero me llevé una sorpresa muy grande al ver a muchas caras conocidas, y no solo actores. El equipo técnico, gente con la que hice novelas, teatro, ha sido como un reencuentro. Una experiencia muy bonita porque pensé que tenía que entrar a ganarme un lugar, un cariño. Desde el primer día me han consentido y me tratan como de casa.

»» A Luis Guillermo, el productor, lo conozco y es un jefe con un trato amabilísimo.

Es un amor. La puerta de los productores siempre está abierta para cualquier duda. Te confieso que es algo que no lo había vivido en mi carrera. El éxito más grande es ir a trabajar contento, con tus productores y compañeros de trabajo. Por eso te puedo decir que Tres familias es un gran éxito ya.

»» Además de que te tratan muy bonito, me imagino que gozas de ciertos privilegios, por pertenecer a la familia rica de la historia.

La mejor parte es que siempre sales muy guapita, con un vestuario padrísimo. Locaciones y sets amplios, cómodos. Vives aunque sea por un ratito como viven los ricos, así que ya es ganancia.

»» Estuviste años en Televisa y ahora en TV Azteca. Entonces es cierto que ya no hay vetos…

Cuando terminé mi exclusividad en Televisa, terminamos súper bien. Estoy muy agradecida porque allí estudié y allí hice mi carrera de 20 años. De hecho, ellos mismos me dijeron que seguro que saldrían muchas ofertas de trabajo, que las tomara. Me dijeron que las puertas siempre estarían abiertas para mí. Los actores necesitamos vivir, pagar cuentas, así que lo más lógico es trabajar donde haya trabajo.

»» ¿Cómo va el matrimonio, con tantas horas de llamado en Tres familias?

Llevamos 7 meses de casados, que en realidad es muy poquito. Estoy tratando de dividirme entre actriz y la casa. No tenemos a alguien que nos ayude de planta, así que me divido entre el súper, la comida, que la casa esté en orden. No quiero que resienta que estoy fuera de la casa todo el día. Él no está nada familiarizado con el medio. Ahí me tienes explicándole luego cómo funcionan sobre todo los horarios, pero estamos muy contentos.

»» ¿Hay planes de hacer teatro con Tres familias?

Hasta ahora no nos han dicho nada, pero esta historia también es un éxito en Ecuador y allá sí la llevaron al teatro. Vamos a ver en México si también nos llevan. Me encantaría, porque somos un equipo increíble.

La bella Ingrid también me confesó que se inspiró un poquito en Legalmente rubia para darle más color a su personaje. Esperemos que salgan de gira y que podamos desconectarnos también no solo de lunes a viernes a las 7:30 pm con la novela, también en teatro. Nos leemos mañana en Ahí viene La Bigorra.