Diario Basta!

No se suspende Día de Muertos en Mixquic

Tras el pasado sismo del 19 de septiembre, el panteón de San Andrés Mixquic, en la delegación Tláhuac, presenta daños en la barda perimetral.  Sin embargo, autoridades de la delegación apuntalaron el muro y crearon una zona de amortiguamiento para que se puedan desarrollar los festejos de Día de Muertos.

Arturo Medina, director general de Jurídico y Gobierno, garantizó que habrá seguridad para los visitantes de esta tradición.  Lo cual se tomarán medidas preventivas tanto afuera como adentro del panteón.

El muro que presenta daños estructurales mide 200 metros aproximadamente, se apuntó y se resguardó por 140 metros.  Lo cual no significa que los daños estén a lo largo, sino por tramos, mencionó Arturo Medina.

Los habitantes de la delegación Tláhuac, habían pedido suspender los festejos en una demarcación donde hubo estragos por el sismo, en donde se agravaron las grietas.

Sin embargo, el funcionario delegacional aseguró que se trabaja para mitigar los riesgos y se lleve a cabo la festividad.

Mencionó que habrá un dispositivo de seguridad para resguardar a los miles de personas que asisten a Mixquic en esta temporada.

David Hortensio Jiménez Suárez, presidente del Patronato de San Andrés Mixquic,  afirmó “Será una celebración segura puesto que las afectaciones estructurales son mínimas, además bajo la supervisión de Protección Civil, se colocaron en los muros con daños leves”

“La celebración de Día de Muertos para el pueblo de  Mixquic es algo muy personal, es un culto. Somos un pueblo de costumbres y nunca se pensó en cancelar” dijo Hortensio.

Por otro lado, Mixquic se prepara para celebrar el Día de Muertos, El 31 de octubre,elaborarán ofrendas con los alimentos que sus difuntos en vida les gustaban.

La noche del primero de noviembre, se espera la llegada de los niños fallecidos.

Nosotros los esperamos poniéndoles agua, sal, ceras, flor, lo que es el aleli que son blancas, sus juguetes del niño, los atendemos con un atolito, tamalitos, con eso los recibimos, a los niños”, mencionó Hortensio.

Y la noche del 2 de noviembre se espera a los difuntos adultos. Para recibirlos, adornan el panteón con flores de cempasúchil y alhelíes.

Ahí realizan la llamada “alumbrada” con veladoras y cirios encendidos.