Diario Basta!

Meade, embarrado

El escándalo de Odebrecht, íntimamente relacionado con el abrupto cese de Santiago Nieto como titular de la FEPADE, no solo afecta a Emilio Lozoya Austin y al presidente Peña, sino también embarra al más fuerte precandidato presidencial del PRI, José Antonio Meade.

El actual secretario de Hacienda, lo fue también durante el último año del calderonato y antes, en 2011, ocupó la Secretaría de Energáa, por lo que debió estar perfectamente enterado de lo sucedido en torno a Odebrecht y los supuestos sobornos al entonces director de la paraestatal, Juan José Suárez Coppel.

Esto es un dato importante porque hasta ahorita la mejor valía de Meade es no haber estado ligado a ningún escándalo de corrupción, pero resulta que puede estar involucrado en el más grande escándalo de corrupción transexenal: el caso Odebrecht.

Así. el PRI enfrentará un proceso electoral no solo bajo el más profundo desprestigio del gobierno en turno, sino además bajo la sombra de la duda, al menos, de su más fuerte aspirante a la Presidencia de la República.

AHORROS

Resulta que Alberto Elías Beltrán, el subprocurador encargado del despacho de la Procuraduría General de la República, quien cesó a Santiago Nieto, no cumple con los requisitos para el cargo, no tiene diez años de haberse graduado como abogado, requisito indispensable.