EL PIOJO SABE EN DÓNDE ESTÁ PARADO

58
  • Miguel Herrera no rehúye a la palabra fracaso, pues asume que perder esta noche en los Octavos de Copa ante Cruz Azul, lo sería

Ciudad de México.– Agustín Marchesín ha demostrado ser un experto en los penaltis y, la última práctica antes de enfrentar esta noche a Cruz Azul, en su tramo final, el América la dedicó a afinar la puntería desde los 11 once pasos.

Ante La Máquina, en el duelo por los Octavos de Final de la Copa MX, el único filtro para decidir al ganador en caso de empate es la ronda fatídica uno a uno, de ahí que las Águilas decidieron ensayar los cobros, dicen por ahí: ‘por si las malditas dudas’, pues además el de Coapa no ha salido bien librado en este renglón.

En 2013, en la Semifinales también del certamen copero, los cremas cayeron ante el cuadro de La Noria en ese rubro, pues Aquivaldo Mosquera voló el último disparo.

En 2016, durante el tan pregonado centenario aguilucho, éste dejó el título en manos de Tigres, en el torneo Apertura, pues ninguno de sus elementos que ejecutó acertó ante Nahuel Guzmán. Ese mismo año también cayeron ante Chivas, pero en Cuartos de la Copa MX.

Pero hoy la historia es otra y, en la misma, salió a relucir lo que tiene que ver con la grandeza de uno y otro conjunto, a propósito de las palabras de Francisco Jémez, quien después de que los celestes cayeron el último sábado ante Lobos BUAP, puso en entredicho tal etiqueta para la institución que ahora representa.

“No, nosotros no somos un equipo grande, perdóname, eso lo debemos dejar muy claro, que no somos un equipo grande. No tenemos duda en cuanto a nuestra afición, nuestra afición es nuestro mejor baluarte, por eso precisamente hoy estamos avergonzados, porque no estamos a la altura de lo que nuestra afición se merece”, respondió el español durante la conferencia de prensa.

Mientras, Miguel Herrera, tan asiduo a los micrófonos y como parte de una tradición en todas las previas, fue la voz desde Coapa y, aseverando que para él su rival es importante, también optó por hablar de la institución que actualmente encabeza como manejador de los hilos estratégicos.

“Yo creo que los equipos grandes se hacen por la cantidad de logros, por el número de seguidores, por lo que manejan ante los medios, obviamente si son muy mediáticos tienen más reflectores que los otros”.

“Yo puedo hablar del América, para mí es un equipo muy grande, muy importante, ya después de los otros equipos cada quien hablará, no creo que por un partido perdido se pueda perder la historia. Yo hablo del América, de un equipo muy grande, y hay que mantener esa grandeza día con día”, aseveró el técnico del milloneta, al tiempo que aceptó que caer hoy en casa no sería aceptable tomando en cuenta precisamente esa importancia del club.

“Quedar eliminados sería un fracaso, no hay que temerle a esa palabra”.

FAVORITO

Aunque Miguel descarta que en duelos tan pasionales pueda haber un favorito, entiende que los números y los escenarios que viven las escuadras en cuestión podrían inclinar de alguna manera la balanza para su escuadra. De hecho, respondió después que en el cuestionamiento se parafraseó con aquello de que el rival no es grande, más bien uno chico.

“Conste que no lo dije yo, luego dicen: ‘inche Miguel dijo’. Yo creo que después de que venimos de hacer un gran partido contra ellos, viene el equipo bien, puede la gente marcar un favorito, pero para nosotros no existe”.

“Éramos muy favoritos el sábado, hay que hacer bien las cosas y sacar el resultado para escribir la historia de ese partido”, agregó.

OFENSIVOS

Respecto a cómo espera que salgan los cementeros para su enfrentamiento en el Coloso de Santa Úrsula, tomando en cuenta que en el compromiso de Liga MX los cremas ganaron la partida 1-3 en el Estadio Azul, Herrera dijo que seguramente saldrán al ataque, porque además es el estilo que dominan en los últimos meses, desde la llegada de Jémez.

“Yo espero un rival combativo, y por supuesto con la idea de hacer un buen partido, pero éste es otro torneo, no es el de Liga, es un torneo que además en un partido te deja fuera, entonces espero un rival con mucha disposición, no ha jugado mal.

“Pienso que seguirá intentando sacar su idea, un técnico no puede cambiarla en una semana o en diez días, lo has inculcado en meses de trabajo, yo creo que sería algo ilógico cambiar, igual puedes reservarte un poco más, salir con un equipo mucho más replegado, pero es apostar a lo que no has hecho, esa es mi idea”, finalizó.