La lucha contra el hambre (parte 2)

25

tigrebilly@hotmail.com

Expertos aseguran que la Cruzada es un programa meramente asistencialista cuando la solución es hacer productivos –dándoles trabajo– a los millones de mexicanos ubicados en la pobreza alimentaria. La FAO –Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación– nos explica bien quiénes son y dónde están los que padecen de mucha hambre: Alguna personas permanecen en las zonas rurales porque son agricultores y siempre han trabajado su tierra, pero apenas pueden cultivar suficientes alimentos para alimentarse a sí mismos y a sus familias, y ciertamente no cultivan lo suficiente para vender en los mercados.

Es posible que ni siquiera tengan acceso a los bancos para poder pedir un préstamo e iniciar una nueva actividad que pueda aportar dinero a sus familias. Esto es sobre todo cierto para las mujeres y los jóvenes. Otros pueden producir alimentos suficientes para venderlos, pero no tienen un mercado cerca, o no pueden llegar a él con facilidad, por lo que esta cantidad adicional de alimentos podría desperdiciarse.

Muchos agricultores no tienen ningún dinero ahorrado en caso de emergencia y sus gobiernos no pueden ayudarles, así que cuando sucede algo malo (como malas cosechas, una sequía o la muerte del ganado), es más probable que se acuesten con hambre o que sientan que no tienen más remedio que abandonar su tierra en busca de alimento o trabajo. Forbes – revista especializada en temas económicos– adelantó que este año sería muy difícil y que sólo con mejores ingresos los pobres pueden dejar de serlo, Y eso va para, oficialmente, 55 millones de mexicanos ubicados en ese cuadro en enero pasado.

Aunque hay mediciones que sitúan a casi el 80 por ciento de la población nacional en pobreza, los que con seguridad padecen algún grado de hambre. Otra verdad es que el salario mínimo de 80.04 pesos que rige en 2017 es insuficiente, que la devaluación del peso, la caída del PIB, el recorte del presupuesto y las políticas de Trump hacia México –cita del economista Pedro Tello– van dando forma a una tormenta perfecta para la economía mexicana, con los mayores impactos en las familias más vulnerables. A ello hay que agregarle los impactos por los sismos, los huracanes y las inundaciones por tormentas tropicales, así como un Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en agonía.

Todo lo anterior pega a los pobres. Peor con una carestía que aumenta diariamente, contrario a lo que sostiene el INEGI de que la inflación bajó en septiembre. Alfonso Ramírez Cuéllar, encabezó durante el 2011 la “Caravana del hambre” integrada por productores rurales de todo el país en demanda de apoyos por la sequía, es el fundador y líder de El Barzón.