Con Sharis Cid

5530
Raquel Bigorra

Hace un tiempo en los pasillos de Azteca Novelas me encontré con Sharis Cid. Al grito de “¡Primaaaa!”, caí en cuenta que era ella. Mi amiga de hace tantísimos años había dejado Televisa para hacer La hija pródiga.

Ayer estrenó con mucho éxito, aunque ella asegura que el rating es lo de menos. No está al pendiente de los números de audiencia ni le gusta verse.

En esta historia hará la excepción y estará pegada a la tele a las 8:30 pm. Ya verán por qué. Aquí me lo cuenta Cara a cara para Diario BASTA!

Sharis y yo nos damos trato de primas

»» ¿Cómo llegaste a Azteca?

Me habló Ana Celia Urquidi. Pero fíjate que ella me habló para que hiciera el personaje de Aura Cristina Gaithner, la esposa de Camacho, en la historia. Vine, hice el casting para Isabel y resulta que me quedo con el de la hermana, el de Delia. La codependiente que hasta mantiene al marido.

Sharis fue recibida en Tv Azteca como la estrella que es

»» ¿Cómo te has sentido por acá?

Estoy muy contenta por la oportunidad de esta novela. Te confieso que nunca había trabajado a marchas tan forzadas, con llamados de horas tan largas en locaciones extremas, con tanto frío. En 23 años de mi vida nunca había hecho un trabajo tan pesado en cinco meses, como ahora. Pero es un trabajo que lo estoy disfrutando mucho, porque es un personaje muy complejo.

»» ¿Cómo es Delia, tu personaje?

Es una mujer que desde chica le tuvo mucha envidia a su hermana, porque le quita al hombre de su vida. Todo está en la cabeza de Delia porque Camacho nunca se fijó en ella. Delia todo el dinero que tiene se lo pide a su hermana y el marido se lo gasta. Era alcohólica, tomaba pastillas, es codependiente y te puedo decir que a todo. Hasta de su hermana. Es un personaje complejo, lleno de matices. No se parece a ningún otro que haya interpretado antes.

No le gusta verse en pantalla, pero con La hija pródiga hará la excepción

»» En la vida real eres muy centrada. Feliz con el novio. ¿Pa’ cuándo la boda?

Estoy muy contenta. Ya casi 5 años con mi novio. Yo me casé muy joven y tuve mi hija muy joven. Ahorita en mi forma de pensar pienso que no hace falta firmar un papel ni hacer un reventón. Para mí, es mi marido después de 5 años; él me dice su mujer. Me siento más que casada. Ama que trabaje, me siento muy protegida, apoyada. Pero en boda no pensamos. Me siento más casada que nada así como estamos.

»» Él es papá y tiene un hijo que vive con ustedes. Ya sé que la palabra ni se usa ya, pero ¿cómo eres de madrastra?

No soy su madrastra. Se oye muy fuerte. Soy más su amiga. Yo creo que me cuenta más cosas a mí que a su papá, de la confianza que me tiene. El papá al 100 es Isaías. No sabes el gran papá que es. Es mamá y papá al mismo tiempo. El niño y yo somos los mejores amigos. Yo estoy encantada, no sabes lo feliz que soy con él. Pero soy más su amiga definitivamente. Claro que de repente también estoy al tanto de que haga la tarea, recoja el cuarto, esas cosas.

»» ¿Te gustaría que creciera la familia?

El reloj biológico ya no ayuda. Sería una babosada embarazarme ahorita, ya tengo 44 años y mi marido 50. Ya tuve mi hija, mi trabajo como madre ya está hecho. Mi hija es una fregonaza en lo que hace. Ya la casé, ya todo. Me siento muy realizada como mujer y como madre. Ya un bebé ahorita, claro que no.

»» Sé que no te gusta verte al aire.

En La hija pródiga tampoco verás tú trabajo. Novela, serie novela, como le llaman ahora, La hija pródiga tiene suspenso, se van a enganchar. Todos los personajes tienen su historia propia y eso la hace muy rica. Yo en esta novela haré la excepción y sí me voy a ver, porque ha sido tanto el esfuerzo y el trabajo; ha estado tan duro, que sí me quiero ver, para checar qué tanto en verdad sufrí (risas).

Sharis es una divina. Y así como ella, yo también los invito a que no se pierdan esta historia. En una de esas hasta es su personaje Delia quien tiene que ver con la desaparición de la protagonista. ¿Será? No se la pierdan de lunes a viernes, 8:30 de la noche por Azteca 13. Nos leemos mañana en Ahí viene La Bigorra.