Abandona el barco Mancera en la primer tormenta

Abandona el barco Mancera en la primer tormenta

284
0
Compartir

“La ciudadanía vería como algo negativo que el capitán se retirara de la jefatura de gobierno para atender sus aspiraciones políticas y desatender los asuntos más urgentes de los capitalinos”.

Así, lo afirma a Diario Basta, Khemvirg Puente Martínez, Coordinador del Centro de Estudios Políticos (CEP) de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Ante la posibilidad de que el funcionario se vaya en diciembre atendiendo los tiempos políticos y electorales, y su decir de que los sismos no son un impedimento para candidatearse, la opinión del investigador es de que tal acción, tendría un alto costo político aunque esté en su derecho, “por lo que debe plantearse cuáles son sus prioridades”.

“Él –Mancera- ha dicho que quiere ser candidato presidencial, pero también que su prioridad es la Ciudad de México, por lo que debe mantenerse al final de su mandato si quiere conservar cierto prestigio profesional como gobernante. De lo contrario es como si un capitán abandonara su barco en la primera tormenta”, añade.

El profesor de la UNAM, al responder a la pregunta de que se ha hecho muy popular el que los funcionarios o legisladores salten como chapulines de un partido a otro con tal de seguir construyendo sus carreras políticas, responde:

“Es deseable que los políticos y profesionales hagan carreras políticas, es decir, que podamos pensar que el político busca hacer una carrera de varios años y no solamente que viene a ocupar un cargo por dos tres años e inmediatamente se va, pero, sugiero que sean profesionales y se ajusten a las reglas del juego político”.

Afirma el entrevistado, que en el caso de México, lo que existe es una gran limitacion para que los políticos puedan hacer carreras profesionales estables en su ámbito, porque el marco jurídico los obliga a dejar sus cargos para entonces buscar la postulación en otras posiciones.

“Ahora, con la aprobación de la reelección en el ámbito local, un legislador o un gobernante, supongamos que hace muy bien su trabajo, lo que tendría que tener es la posibilidad de buscar nuevamente que la ciudadania refrende ese apoyo si es que hizo bien su trabajo”, apunta.

Ahora, dice Puente Martínez, una cosa es eso, y otra es que dejen de cumplir las promesas de campaña y los compromisos que asumieron al inicio de sus gestiones.

“Pero para eso está también la ciudadania. Para esto está igualmente la oposición e igualmente está la sociedad civil para hacer cumplir a los políticos sus compromisos , como también están los medios de comunicación”, manifiesta.

Dejar una respuesta