“Volado” la participación de Millennials en comicios 2018

216

Ciudad de México.- Una interrogante que prevalece en el ámbito nacional es si en las elecciones federales de 2018 votarán los jóvenes para ser factor de cambio o van a engrosar las filas del abstencionismo. Los llamados millennials –nacidos entre 1980 y 2000-, esperanza de unos y generación perdida para otros, representan el 50.59% de los electores para los comicios del próximo año, en donde se elegirán 3 mil 326 cargos de elección popular; entre ellos al Presidente de la República, 8 gobernadores y la renovación total del Congreso de la Unión -500 diputados y 128 senadores-. El comienzo del nuevo milenio y la explosión de las nuevas tecnologías en todo el mundo, han creado nuevos paradigmas de interacción entre los individuos que conforman las actuales sociedades globalizadas.

Aunado a esto, las nuevas generaciones y su crecimiento de la mano con el boom tecnológico, parece que han marcado fuertemente una brecha generacional inmensa con las generaciones pasadas.

Pues diversos actores públicos y medios han hecho del conocimiento de todos los prejuicios que se tienen respecto al comportamiento de los jóvenes en la actualidad.

Sin embargo, sucesos siniestros como el pasado sismo del 19-S que devastó la Ciudad de México y 5 estados más, dejó en claro la participación activa de los jóvenes, dejando a un lado el desencanto por el progreso que los viejos llegaron a pensar de los forjadores del futuro.

El devenir es un asunto preocupante para esta generación, y en cuanto a la participación colectiva, social, política se marca un fuerte peso sobre la balanza, pues el 50.59% de la población joven nacida entre 1980 y el 2000, será parte fundamental en el proceso electoral del siguiente año.

También se puede apreciar cierto desapego del pasado por parte de las instituciones de gobierno, un ejemplo, el Instituto Nacional Electoral, abriendo el panorama democrático a través de las nuevas tecnologías con su app para la adquisición de firmas para candidatos independientes como Zabala, Ferriz de Con y los otros 38 candidatos “ciudadanos” que cumplieron con todos los requisitos ante el INE.

Aunque un factor fundamental en la interacción de los millennials con la sociedad y los procesos electorales democráticos, es el hedonismo, la búsqueda del placer desmesurado que podría generar a la vez, incongruencia entre el decir y el hacer de los jóvenes.

Lo que provocaría un probable abstencionismo abismal dejando la decisión electoral en un mínimo del sector de la población, pues por cada elección se prevé un 50% de abstención electoral.

Sin embargo, dentro de los jóvenes existe un verdadero desencanto con la vida como los viejos se la habían contado, e incluso con las instituciones políticas que prevalecen aún en nuestra sociedad.

Pueden tachar a los millennials de apáticos, egocentristas pero no de ser individuos poco críticos con el sistema en el que cohabitan.

Pues no sólo partidos políticos se adentrarán al campo de la persuasión de los jóvenes electores.

También es un factor fundamental las múltiples candidaturas ciudadanas y sus propuestas para obtener un verdadero apoyo democrático por parte de los jóvenes.

Pues ahora está en las manos de los jóvenes construir el devenir que mejor beneficie a la sociedades del mundo a las que pertenecen sin distinción de raza, de sexo, e incluso generacional.