Fondo de capitalidad

32
Galileo Galilei

Hay sospechas fundadas de que la Secretaría de Hacienda quiere regatearles los recursos financieros a la Ciudad de México para la reconstrucción. Motivos políticos son los que se interponen en este caso mientras los damnificados por los sismos del 7 y 19 de septiembre pasado sufren las consecuencias.

Lo cierto es que esta medida a todas luces es injusta tomando en cuenta que la Ciudad de México genera los mayores ingresos de todas las entidades.

El hecho es real, le niegan una participación extra a través del fondo de capitalidad, pues los capitalinos no tienen atribuciones hacendarias para cobrar vía impuesto algo adicional, y eso resulta por donde quiera que se le vea, un verdadero atraco.

Por eso quienes llevan las riendas de la reconstrucción y de gobierno, instaron al secretario de hacienda José Antonio Meade Curibreña, considerar incrementar el fondo de apoyo y reconstrucción.

Se habla que en total existe una bolsa de 40 mil millones de pesos para apoyar a Chiapas, Oaxaca, Morelos y Ciudad de México, por lo que les corresponderían alrededor de 10 mil millones de pesos.

La cantidad es elemental tomando en cuenta que se dividiría entre cuatro entidades para poder resolver los problemas que enfrenta cada una, eso se tiene que considerar adicionalmente del fondo de capitalidad que se presupuestaria para el año entrante.

Hay que recordar, dicen los expertos, que los capitalinos enfrentamos problemas sumamente difíciles, sobresaliendo la escasez del agua, que reiteradamente lo han denunciando los asambleístas Juan Gabriel Corchado Acevedo, Leonel Luna Estrada o Janet Hernández Sotelo, entre otros.

ESCUELAS DAÑADAS

Otro es el de las escuelas dañadas por el sismo. Los padres de familia se encuentran muy preocupados porque no se cumplen con las garantías para que los planteles escolares sean cien por ciento seguros. Por ello el clamor general es que se realicen no uno, sino dos y hasta tres peritajes para dejar satisfechas a las partes.

Entonces, todo eso impactará presupuestalmente a la Ciudad que aunque es un imán de competitividad económica, de producción y servicios, no obstante pareciera que aquí no llega nada, castigándonos por una razón política.

El próximo año estarán en juego, la jefatura de gobierno, senadores, diputados federales y locales, así como las alcaldías y la presidencia de la República.