Con EPN la tortura se disparó a mil 376%

32

 

Los altos índices de tortura cometida por servidores públicos mexicanos han sido alertados por organismo internacionales y el Gobierno de Estados Unidos: la ONU, Amnistía Internacional, la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos, el Grupo de Trabajo de América Latina, incluso el Departamento de Estado de Estados Unidos, entre otros.

Aunque la respuesta del Gobierno de Enrique Peña Nieto ha sido el silencio o la negación de que este delito sea generalizado. Pero las cifras de la propia PGR señalan que las averiguaciones previas por tortura aumentaron al menos 1,376 por ciento en comparación con el sexenio de Felipe Calderón, y los datos de la CNDH exhiben que casi se triplicaron las quejas por este delito.

La tortura en México es una práctica generalizada, alertó desde 2015 el exrelator contra la Tortura de las Naciones Unidas, Juan Méndez. La declaración causó molestia en el Gobierno federal, que de inmediato respondió que la aseveración no correspondía “con la realidad ni refleja los enormes esfuerzos” que hacía el país en contra de ese delito.

 

MÁS DENUNCIAS

A inicios de este año, el Informe del representante del organismo internacional refrendaba su sentencia.

Por lo que las denuncias por ese delito no sólo no disminuyeron, sino que crecieron de manera exponencial en la presente administración.

Los datos de la PGR y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos exhiben el aumento de los reportes de este crimen. El sexenio de Calderón acumuló 374 averiguaciones previas por presuntos actos de tortura, en tanto que Peña sumó 5 mil 521 entre el 2013 y el 2016. Un aumento de mil 376 por ciento, sin que aún finalice el actual periodo de Gobierno.

Edgar Cortez Morales, investigador del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia AC, expuso que es preocupante la falta de castigo de este tipo de delito y que el encubrimiento de la tortura se da de forma informal, y muchas de los actos de tortura responden a una presión de las cúpulas policiales para obtener confesiones.

 

¿SABÍAS QUE?

El Alto Comisionado para los Derechos Humanos, descartó la tortura como una práctica efectiva para obtener información.