La ayuda no será para siempre: Trump a Puerto Rico

30

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, amenazó el jueves con retirar la ayuda a Puerto Rico, un territorio estadounidense devastado por dos huracanes seguidos, lo que provocó la airada respuesta de la alcaldesa de la capital San Juan, quien lo tachó de “incapaz”

“¡No podemos mantener a la FEMA (la agencia federal de gestión de emergencias), los militares y los socorristas, que han sido increíbles (en las circunstancias más difíciles) en Puerto Rico para siempre!”, tuiteó el mandatario.

“La electricidad y toda la infraestructura eran un desastre antes de los huracanes. El Congreso decidirá cuánto gastar…”, agregó.

Suman 48 muertos en Puerto Rico tras paso de ‘María’

 

Puerto Rico, una isla en el Caribe de 3.4 millones de habitantes hispanoparlantes, pero ciudadanos estadounidenses, ya sufría una profunda crisis financiera antes del embate de los huracanes Irma y María el mes pasado.

Ahora, además de lidiar con una colosal deuda, que lo llevó a declararse en bancarrota en mayo, enfrenta la destrucción total de su sistema eléctrico, problemas de suministro de agua potable y el colapso de sus telecomunicaciones.

Tres semanas después de María, 5.600 personas siguen viviendo en refugios, apenas 17% de los abonados tienen electricidad y sólo 64% acceden a agua potable, agravando los riesgos sanitarios.

Funcionarios le responden

 

Carmen Yulín Cruz, la alcaldesa de la capital San Juan, en primera línea entre los que acusan a Trump de haber abandonado a los puertorriqueños, respondió furiosamente al presidente.

“Sus comentarios sobre Puerto Rico son impropios de un Comandante en Jefe, parece más bien que provienen de un Odiador en Jefe”, tuiteó, dirigiéndose al mandatario.

“No es que usted no entienda; es que es incapaz de cumplir el imperativo moral de ayudar al pueblo de Puerto Rico”, añadió Cruz, a menudo apodada “Pitirre”, un ave muy pequeña que se defiende ferozmente de sus predadores.

También el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, reaccionó en Twitter, aunque sin hablarle directamente al presidente.

“Los ciudadanos americanos en Puerto Rico reclamamos la ayuda y los derechos que le corresponden a los ciudadanos de nuestra Nación”, escribió.

Le llevan la contraria

Tras la polémica suscitada por los tuits de Trump, su jefe de gabinete, John Kelly, garantizó en una conferencia de prensa en la Casa Blanca que los socorristas se quedarán en Puerto Rico “hasta que el trabajo esté terminado”.

Como Kelly, otros funcionarios se ocuparon de garantizar que la isla recibirá ayuda federal por el momento.

El capitán Scott Miller, portavoz del comando norte del ejército estadounidense que supervisa las operaciones de rescate en Puerto Rico, negó haber recibido instrucciones de reducir la ayuda.

“Nuestro foco sigue siendo apoyar a la FEMA y al territorio de Puerto Rico en el despliegue de fuerzas de apoyo logístico, bienes e insumos médicos”, aseguró a AFP.