Cómo apoyar a un familiar con cáncer

16

Padecer una enfermedad es un tema delicado, doloro­so, que asusta y es difícil de afrontar. Tanto si la padecemos nosotros o cual­quier otra persona, como seres empáticos nos afecta, más si se trata de un ser querido que tie­ne cáncer.

En el mes rosa, si tienes a al­guien cercano con esa enferme­dad, lo importante es que le brindes tu apoyo y cariño para afrontar esa situación de la mejor manera posible.

Consejos:

  • Recuerda que pedir ayuda puede resultar muy difícil, no solo para quien padece la enfermedad sino para el ser humano en general, así que la paciencia es primordial. No vayas a presionar.
  • Presta mucha atención al estado de ánimo de tu ser querido. Debes mantenerte cuerda, comprensiva y sobre todo con mucha voluntad para colaborar.
  • Espera a que la persona tome la iniciativa de hablar sobre el tema, si notas que le cuesta entonces hazlo tú, pero con tacto. Escucha atentamente.
  • Evita la incomodidad, estás hablando con tu amigo, familiar o conocido; hazlo como siempre, que sienta que puede contar contigo, y que sigues siendo el mismo, con el cariño genuino de siempre.
  • Si la persona está nerviosa, preocupada o irritante, debes aceptar que no es algo sencillo de tratar y mostrarte tranquila; ayudará a vencer las barreras que el paciente pueda poner. Muéstrate accesible.
  • Optar por oír y preguntar cosas, dar consejos puede ser contraproducente, pues no es una situación sencilla y para cada persona es diferente.
  • Intenta distraer los temas de conversación cuando se vuelvan repetitivos acerca de la enfermad; haz que ese ser querido ría y hable sobre otras cosas. Recuerda hacerlo con tacto.
  • Acompáñalo a consultas y tratamientos, o ayúdalo a realizar diligencias o tareas, pero no te aísles.
  • Acepta los sentimientos, tanto tuyos como los del paciente y el resto de las personas que los rodeen.