Sudamérica, con cierre alarido; Seis, por cuatro boletos

44

Será entre comede­ro de uñas, con un ojo en el gato y otro en el gara­bato, dirían por ahí.

Sudamérica tendrá un cierre de alarido en su Eliminatoria. Algunos pueden alegar con la clásica cantaleta de que las distancias se han acorta­do, otros más sugerirán que la realidad dicta que éste, como muchos otros, ha sido un torneo por demás irre­gular.

Y está el claro ejemplo de Argentina, una selec­ción que históricamente ha sido contendiente en Conmebol, pe­ro que hoy redujo sus opciones a muy pocas, a casi mínimas. Aunque un resultado directo segura­mente le abrirá el panorama, si es capaz de lucirse en el últi­mo compromiso.

Ni siquiera su puñado de figuras pudo sacar el barco a flote, mismo que ya tuvo a dos timones al menos en los últimos tiempos: Pa­tón Bauza y ac­tualmente Jor­ge Sampaoli.

El técnico del seleccionado pampero no echó mano de un tipo que tradicionalmen­te falla en los momen­tos importantes como lo es Gonzalo Higuaín, pero tampoco tomó en cuenta co­mo titular a Sergio Kun Agüero quien, más allá de vivir un buen o mal momento, tiene calidad de sobra para hacer diferencia.

El caso del Pipita podría ser comprensible, pues en la men­te de los argentinos seguramen­te deben estar el par de opciones que falló ante Alemania en la Fi­nal de Brasil 2014, u otra muy clara que también dejó escapar en la disputa por el título de la Copa América Centenario 2016 ante Chile.

Pero dejando de lado los es­cenarios que apuntan a los que siempre se mantienen en el foco,  está el caso por ejemplo de Perú, que aun cuando tra­dicionalmente no suele subir­se como uno de los aspirantes, está ante una opción casi úni­ca de al menos colarse en la ins­tancia extrema.

Mientras, Uruguay y Co­lombia, con todo a la mano, son sin duda los principales responsables de que sólo con una jornada por jugarse, las cosas no estén definidas.

Los charrúas fueron incapa­ces de derrotar a Venezuela de visita, y los cafetaleros, a pesar de que lograron irse al frente con un gol del Tigre Radamel Falcao, sucumbieron en la ago­nía ante Paraguay, que dicho sea de paso, aunque mantiene en­cendida su velita, es el que me­nos probabilidades tiene, porque además depende de la caída de una gran mayoría.

Así, con la misma vinotin­to, Ecuador y Bolivia al mar­gen de cualquier chance, aun­que con la gran oportunidad de resarcirse y tener un final deco­roso, que les convertirá en los grandes verdugos de otros que se aferraron a su última es­peranza, también está el ca­so de los sorprendentes an­dinos, quienes de la nada y gracias a su último triun­fo ante los ecuatorianos, se montaron hasta la ter­cera posición, sólo a expensas de lo que hagan ellos mis­mos, para que aquel legado de su su­puesta ge­ne ración dorada, que incluye a tipos como Claudio Bravo, Gary Medel, Marce­lo Díaz, Arturo Vidal, Alexis Sánchez, Edu Vargas, sólo por men­cionar algunos, se mantenga intacta.