Papá a toda madre, una villana adorable

7182
FOTO: Instagram

 

Raquel Bigorra

Nació en Perú pero desde chiquita radica en Miami. Trabajó en Telemundo, Univision, Telefutura y Venevisión, pero siempre soñó con trabajar en el Hollywood latino, México.

Verónica Montes anda que no cabe de felici­dad, pues está a pun­to de lograr su sueño al lado de Sebastián Rulli y Mayte Perroni en Papá a toda madre.

Aquí les comparto Ca­ra a cara, nuestra entrevista.

En México te diste a conocer con Belén Guerrero, la famosa Condesa de El Señor de los Cielos.

Sí, La Condesa es un persona­je altamente complejo y es el mayor reto que he tenido como actriz. Le agradezco mu­cho a Telemundo no solo por la oportunidad, sino por la confianza que depositó en mí. Llegó cuando más lo necesita­ba, ya que tenía mucho tiempo trabajando por una opor­tunidad que me permitiera darme a conocer en México.

¿Estuviste a punto de tirar la toalla al ver que no llegaban las oportunidades?

Yo amo México y quiero pa­sar aquí el resto de mi vida, pero pasé tiempos muy difí­ciles en los que estuve a pun­to de tener que dejar mis sue­ños. Iba y venía de Miami y cuando pensé que no lo logra­ría, me llamaron para hacer el casting en Telemundo. No dejo de agradecerle a la Virgen de Guadalupe por haberme per­mitido participar en este pro­yecto y le sigo pidiendo que mi trabajo sea del agrado de todos los televidentes mexicanos.

Ya estás grabando una nueva historia. Cuéntame de qué se trata.

Estoy grabando ahorita la te­leserie Papá a toda madre, soy la villana que se va a enamorar de Mauricio (Sebastián Ru­lli) y le voy a hacer la vida de cua­dritos a Renée (Maite Perroni). Es una villana muy diferente, ya que es en comedia, y venezolana.

Estoy muy emocionada porque es mi primera villana en come­dia y con otro acento. Considero que el acento venezolano es uno de los más difíciles de hacer. Así que lo estoy tomando como un reto muy grande en mi carrera.

 

Te apuesto a que estabas preparándote para tener el acento neutro, digamos que mexicano, y de momento cómo te cayó que te pidieran hacer una venezolana, si eres peruana. ¡Qué complicado!

Ni hablar (risas). Tenía el acento neutro-mexicano pe­ro para este personaje me tu­ve que preparar mucho pa­ra poder hacer el acento vene­zolano. Me puse a ver diario una novela venezolana y re­petir lo que decían, buscar palabras venezolanas pa­ra mi personaje, y así le fui armando el acento a Kika.

Yo interpreto a Chiquinqui­rá Braun, alias Kika, venezo­lana-norteamericana, hija de un empresario millonario. Sol­tera. Obsesionada con Mauri­cio (Sebastián Rulli). Es una vi­llana en comedia, muy chéve­re. Es inteligente, disciplinada, perfeccionista y fuerte. Muy en el fondo tiene una noble­za que ni ella misma conoce.

¿Qué te dicen tus compañeros?

Ya tenemos un mes y medio grabando, es­toy muy contenta, ya que es un placer tra­bajar con un elenco de primera. Es una pro­ducción increíble y una historia fantásti­ca. Tenemos muy boni­to ambiente en la pro­ducción. Y yo me rio mucho en los llama­dos. Estoy disfrutando mucho ir a grabar to­dos los días. Estoy muy agradecida con México.

Le deseo mucho éxi­to a mi querida Verónica Mon­tes y que la suerte y el cari­ño de todo México la arropen a lo largo de la maravillosa ca­rrera que le espera. Me da gus­to verla cumplir sus sueños profesionales y que lleve a es­ta bendita tierra en el corazón.

Para cerrar, les comparto unos secretitos de alguno de los gus­tos de la peruana más mexi­cana. Nos leemos mañana en Ahí viene La Bigorra.

 EN UNA PALABRA

El arte de: Frida

Para vivir: Coyoacán

Para escuchar: Mariachi

Para el mal de amores: Tequila

Para sazonar: Cilantro

Picosito: Chile habanero

Desayuno: Quesadillas

Para darte gusto: Pozole

Placer culposo: Cocada