Rutinas de acuerdo con tu profesión

44

Si en el trabajo pasas mucho tiempo en una posición, es necesario que hagas ejercicios para ayudar al cuerpo

Con el paso de los años, nuestro cuerpo empieza a enviar señales de los graves daños que ocasiona el trabajo diario. Algunas de ellas pueden ser desequilibrios musculares, cambios en la forma, postura, limitaciones de movilidad, entre otros. Todo esto genera muchos dolores, malestares, disminución en la productividad y hasta baja autoestima.

Recomendaciones:

» 1. Muchas horas sentado.

Cuando se pasan largas jornadas sentado, se generan muchos desequilibrios musculares. Se recomiendan ejercicios de fortalecimiento. Sentadillas, zancadas, press y pull. Una vez que se estabilicen los dolores de la columna y la movilidad de la cadera, puedes empezar a realizar ejercicios cardiovasculares.

» 2. Muchas horas de pie.

Estar varias horas sin movimiento afecta el retorno venoso, el cual funciona cuando la sangre que llega al tren inferior sube en contra de la gravedad para volver al corazón. Esta posición puede generarnos retención de líquidos, mala circulación y varices. Las mejores opciones de ejercicio son el montar bicicleta, elíptica o natación. También se pueden agregar actividades de fuerza, pero estas deben ser manejadas poco a poco para evitar la oclusión de la sangre.

» 3. Mucho estrés.

Aquellas profesiones que requieren mucha presión y responsabilidad generan mayor daño al cuerpo. Esto se debe a que el estrés puede ocasionar hipertensión, sobrepeso o problemas cardiovasculares. El montar en bicicleta, hacer spinning, elíptica o cinta de gimnasio son las mejores opciones para este tipo de profesiones.

 » 4. Mucho tiempo de pie y en constante movimiento.

Estas profesiones pueden exigir mantener los brazos en movimiento ocasionando pequeñas cargas. Con esto se llega a desplazar el centro de masas del cuerpo hacia adelante, generando sobrecargar los músculos posturales.

Los ejercicios recomendados son los de peso. Pero no se deben realizar con pesas muy elevadas, ya que podrían empeorar la situación y generar diversas lesiones. Se tienen que usar mancuernas livianas para ayudar a nivelar el flujo sanguíneo y el área lumbar.