Norma Lazareno recibe homenaje por 60 años de carrera

89

 

Tremendo homenaje fue el que recibió nuestra querida Norma Lazareno durante la puesta en escena Billy Elliot por sus primeros 60 años de carrera. Familiares, amigos y varios artistas como Raquel Pankowsky, Luz María Aguilar, Leticia Perdigón, Mariana Garza y Elsa Cárdenas, entre muchos otros, fueron al Teatro Telmex 2 de la CDMX para felicitar a la estrella de cine y televisión. Eso sí, las invitadas de lujo de esa noche fueron las dos grandes amigas y comadres de la actriz, Carmelita Salinas y Susana Alexander, quienes le entregaron una placa conmemorativa por su trayectoria a doña Norma.

 

“Agradezco profundamente, primeramente a Dios y a mi empresa. A Alejandro Gou… todas son caricias para el corazón cuando nos dan un reconocimiento a la trayectoria, a la historia de nuestra carrera, es maravilloso en vida”. Dijo la actriz  arriba del escenario, luego de que proyectaron un video con toda su biografía.

En entrevista exclusiva para BASTA! Norma Lazareno contó: “Me gusta que me hayan hecho un homenaje en vida, cumplí 60 años de actriz y feliz porque estoy en un escenario increíble, rodeada de muchos de mis compañeros y de tanta gente que quiero. Como a los tres meses de haber estrenado Billy Elliot me dijeron que si quería que me hieran un reconocimiento, pero yo soy un poco ranchera, la verdad, son cosas que yo no propicio, ni que espero… que bueno que me apapachan y que me siguen dando la oportunidad de estar en un escenario tan importante”.

La actriz dio gracias a la vida por haberle dado tanto. “Sí ha sido una carrera muy constante, no sufrida porque cuando uno ama lo que hace no se sufre, pero si con mucha disciplina y con mucho sacrificio en el sentido en el que he dejado tiempo fuera para mis seres queridos, porque pude haber estado más tiempo con ellos, siempre me ganó la vocación a todo lo demás. Gracias a Dios todavía tengo energía, Dios me dio esta vitalidad, no me gusta hablar de cosas tristes, pero mi madre llegó los 104 años. El último día de su vida,  todavía le pregunté, ¿qué estas desayunando? Y me dijo un mango, como yo”.

En este homenaje, la actriz no dejó de agradecer a su madre por todas las enseñanzas y su cariño. “Mi madre me heredó un amor a la vida, un amor a mi trabajo, a mi vocación que tengo desde los 12 años, así que no puedo más que  darle gracias a Dios de que sigo vigente y con todas mis facultades. Mi carrera me ha enseñado a superar tiempos difíciles, yo tomo la actuación con todo el respecto y toda la disciplina peo no deja de ser un juego, y tu vida personal pasa a segundo término por lo menos en lo que dura una función, una película, una telenovela”, finalizó.