Desempate de El Canelo y GGG en puerta

67

La pelea entre Saúl Álvarez (Canelo)y Gen­nady Golovkin (GGG), que culmi­nó en un derrado empate, pero que arriba del ring de­jó satisfechos a los aficiona­dos que vieron una de las reyertas con más emociones de los últimos tiempos, tam­bién lo hizo con los dueños de los encordados.

“Esa pelea hizo recordar a Azumah Nelson-Jeff Fe­nech, Michael Spinks-La­rry Holmes, Kostya Tszyu- Julio César Chávez o Zab Judah, Erik Morales-Mar­co Barrera, al héroe italia­no Nino Benvenuti con­tra Carlos Monzón, y otros Campeones del pasado; Car­los Zarate ante Alfonso Za­mora y muchos grandes mo­mentos que estos campeo­nes nos dieron en la historia del CMB”, recordó Mauri­cio Sulaimán, diri­gente del organismo mundial del pugilis­mo, durante la inau­guración de su con­vención anual nú­mero 55 con sede en Bakú, Azerbaiyán.

En el marco de la reunión y tras el éxito taquillero y deportivo de la pe­lea del pasado 16 de septiembre, Sulaimán de­cretó el segundo episodio entre Canelo y GGG.

“Hoy el CMB ordena un segundo enfrentamien­to entre Gennady Golov­kin y Saúl Álvarez, es la pe­lea que el mundo quiere ver, es la pelea que los dos pelea­dores quieren tener, lo han expresado públicamente y por eso hemos tomado la de­cisión de darle al mundo la pelea que queremos”, men­cionó la cabeza del organis­mo, ante decenas de figuras del boxeo e integrantes de su Comité ejecutivo presentes.

Esto a pesar de que el kazajo tenía como retador man­datario a Jermall Charlo, pues Sulaimán dijo que no pueden ir contra el interés del públi­co y de los peleadores, y por ello decidieron abrir esta re­unión con la noticia de la luz verde para el desempa­te, ahora todo queda en ma­nos de los promotores para negociar el pleito que podría llevarse a cabo el próximo 5 de mayo.

 

GRAN ESCENARIO

Si todo marcha con lo convenido para el desempate entre Saúl Álvarez y Gennady Golovkin, al equipo del kazajo le encantaría llevar esta pelea ante 100 mil espectadores en uno de los inmuebles más icónicos del deporte en Estados Unidos. “Creo que el Cowboys Stadium sería grandioso, sería un evento de boxeo fantástico”, expresó Tom Loeffler, promotor de Triple G.