Phelps libró la balacera

64

Baltimore.- El multimedallista por Estados Unidos en los Juegos Olímpicos, Michael Phelps, fue parte del festival de country que derivó en una matazón en Las Vegas, Nevada, aunque para su buena suerte, le tocó asistir el viernes, por lo que se salvó de la tragedia que propinó un hombre de 64 años.

Y fue la esposa de Phelps quien informó que ella y el Tiburón de Baltimore habían asistido al Route 91 Harvest Festival.

“Me desperté por textos de amigos preguntando si todavía estábamos en Las Vegas, afortunadamente estábamos en casa, segura; sin embargo, mi corazón está triste esta mañana (ayer), después de aprender del trágico incidente que pasó anoche.

“Estoy enviando amor, pensamientos y oraciones a cualquier persona afectada por los disparos”, escribió en Instagram, Nicole Johnson.

La balacera en el hotel Mandalay Bay dejó al menos 58 personas muertas y más de 500 lesionados.

El ataque ocurrió en un concierto con entradas agotadas del cantante Jason Aldean, que encabeza los rankings y cuyas canciones hablan de los valores y los reclamos de la clase trabajadora de Estados Unidos.

La mujer del exnadador informó que ella y su esposo estuvieron en el festival el viernes pasado y al momento del ataque ya se encontraban en casa.

El hecho

Ésta ya es considera la masacre más grande en la historia del país de las barras y las estrellas, cuando un hombre de 64 años asesinó a una multitud.

De acuerdo al alguacil Joseph Lombardo, del condado de Clark, el asesino, identificado como Stephen Paddock, utilizó un rifle semiautomático para disparar desde la ventana del hotel referido, y después se suicidó.