La reconstrucción

48

 

Luego de los sismos ocurridos durante el mes de septiembre en la Ciudad de México, la respuesta ciudadana y de los trabajadores de la capital, no se hizo esperar para reincorporarla a la normalidad, aunado a ello se puso en marcha un programa de reconstrucción.

Los más de 240 mil trabajadores de la Ciudad de México, estamos comprometidos como siempre lo hemos hecho, respondiendo en situaciones de emergencia para con la fortaleza de todos para poner de pie nuevamente a nuestra gran metrópoli.

Es un reto muy importante, pero lo vamos a vencer, estamos en espera de las disposiciones para que con los recursos asignados, se lleve a cabo esa labor de reconstrucción, donde participaremos seguramente todos los trabajadores, poniendo en primer plano la seguridad de las personas, tratando de que las acciones tengan como propósito que seamos preventivos y que en un futuro nos ayuden a adelantarnos a las contingencias derivadas de los fenómenos naturales.

Es decir, las acciones que emprendamos con miras a ser preventivos, se verán reflejadas en el futuro y eso nos lo agradecerán las futuras generaciones.

En lo que respecta a los servicios, estos operan hoy en día al cien por ciento, estamos trabajando y eso se refleja en la satisfacción de los capitalinos.

Un tema importante es el agua, principalmente en las delegaciones Tláhuac, Iztapalapa e Iztacalco, donde está escaseando.

Hacemos nuestra aportación, siempre respondiendo a las exigencias ciudadanas.

Hemos hecho hincapié de la gran necesidad de renovar la red hidráulica, pues las tuberías ya dieron su vida útil y ahora con el movimiento telúrico registrado, simple y sencillamente los daños sumados con las fugas se ampliaron.

Entonces, esos trabajos deberán llevarse a cabo para modernizar la red tan importante para suministrar permanentemente el vital liquido a los habitantes, independientemente de los problemas que enfrenta el sistema Cutzamala, que abaste con un 30 ciento a la gran urbe.

Por ello es de vital importancia dar a conocer a la opinión pública que nosotros seguiremos trabajando para que el Valle de México no carezca del vital líquido, pero no solo eso, sino que no tenga problemas con el alumbrado, que los servicios médicos en la red hospitalaria del GDF operen al cien por ciento, así como la limpieza que un ejército de trabajadores levanta a diario más de 12 mil toneladas de basura.

Otro punto primordial es la recuperación de documentos personales y patrimoniales, por lo que los trabajadores de esa área estarán listos para aportar su experiencia y solidaridad.

Entonces pongámonos a trabajar, en estos momentos es cuando más nos necesitan nuestros hermanos damnificados. Mostraremos que estamos a la altura de lo que demandan los capitalinos.