REPRUEBAN a Peña Nieto 8 de cada 10 ciudadanos

266

La administración del Presidente de la Repú­blica, Enrique Peña Nie­to, es reprobada por 8 de cada 10 ciudadanos, considerando que su forma de gobernar el país ha sido muy mala, y que la seguridad y la corrupción son temas pendientes.

De acuerdo a la encuesta rea­lizada por la empresa Berumen para Grupo Cantón, los mexi­canos no avalan al Presiden­te de México, recibiendo un re­chazo del 81.1 por ciento, y sólo un 16.3 por ciento lo avala, es­to a ocho meses que los mexica­nos salgan a las urnas a elegir a su sucesor.

Al ser cuestionados los en­cuestados sobre: ¿Cómo califi­ca la forma de gobernar de Peña Nieto?; un 62.3 por ciento consi­deró que muy mala, un 20.2 por ciento señaló que ha sido irregu­lar, y un 16 por ciento le dio el aval, es decir que ha sido correc­ta la conducción del país durante esta administración federal.

Este resultado, sin duda, se debe a que los ciudadanos no ol­vidan la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, que mantuvo al país en una crisis durante 2016; la devaluación de la moneda mexicana frente al dólar; la creciente inseguridad, que en el mes de junio del 2017 llegó a una cifra histórica, al re­portar el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Segu­ridad Pública 2 mil 200 homi­cidios, números que en 20 años no se habían presentado.

LA CORRUPCIÓN, OTRO GRAN PENDIENTE

Otro de los grandes pendien­tes de Enrique Peña Nieto es la corrupción, y hay dos casos que serán la mancha de esta admi­nistración: El primero fue en noviembre de 2014, cuando los mexicanos conocieron, a través de una investigación periodísti­ca, la existencia de la Casa Blan­ca, propiedad de la primera da­ma, adquirida en condiciones poco claras, y que hasta la fecha los ciudadanos no olvidan; la se­gunda acusación fuerte en este rubro son los “moches” de em­presas transnacionales a fun­cionarios federales, a cambio de contratos millonarios.

Todos estos pendientes tam­bién se reflejan en los resulta­dos de la encuesta aplicada por Berumen del 7 al 11 de sep­tiembre, donde el 77.9 por cien­to considera que ha sido mala la estrategia para combatir el cri­men y un 76.5 por ciento señala que no se ha garantizado la se­guridad de los ciudadanos. En tanto que un 80.3 por ciento re­firió que el problema de corrup­ción no ha podido ser atacado de manera adecuada.

En empleo, salud, educación, combate a la pobreza y econo­mía, el gobierno de Peña Nieto también tiene números rojos.

El 84.6 por ciento aseguró en el estudio que el Presidente de México no tiene el control de las cosas que están pasando en el país; un 10.4 por ciento dijo que sí, y un 5 por ciento respondió que no sabe.

Por todo lo anterior, el ciu­dadano considera que a cin­co años de la administración de Peña Nieto México no tie­ne rumbo, así lo establece el re­sultado de un 83.1 por ciento, y sólo un 12.7 por ciento que aseguró que, por el contrario, todo marcha bien.

 

ECONOMÍA EMPEORA

En los últimos 12 meses del go­bierno de Enrique Peña Nieto, la economía de los mexicanos ha empeorado, según reveló la encuesta de Berumen, donde el 78.5 por ciento de los encues­tados así lo consideró, en tanto que sólo un 12.7 por ciento di­jo que sus condiciones de vida en este rubro mejoraron.

Al ser cuestionados los mexicanos sobre: ¿Cuáles con­sidera usted que son los tres principales problemas del país hoy en día?, un 55 por cien­to consideró que la inseguri­dad pública; un 35.9 por cien­to que la falta de trabajo (des­empleo), y un 33 refirió que la corrupción.

Los otros problemas que aquejan al país, de acuerdo al resultado de la encuesta, son: delincuencia común con un 22.4 por ciento; delincuencia organizada con un 23.3 por ciento; bajos salarios con un 19 por ciento; transporte con un 7.7 por ciento; la pobreza y marginación un 15.3 por cien­to y educación con un 14.1 por ciento.

Al fondo, pero no menos importantes, aparecen con­taminación, falta de drenaje e inundaciones.

Así, con estos números ne­gativos llega Enrique Peña Nieto a su último año de Go­bierno, y así enfrentará su partido el PRI las elecciones presidenciales del 1 de julio de 2018.

METODOLOGÍA

Población objetivo. Hombres y muje­res de 18 años y más, residentes de la entidad, que cuentan con credencial de elector vigente con domicilio en la Ciudad deMéxico.

Diseño de la Muestra. El diseño de muestreo fue probabilístico en vi­viendas en varias etapas:

Primera etapa. Selección de 50 Seccio­nes Electorales (SE) en la Ciudad de­México, con probabilidad de selección proporcional al número de ciudadanos en lista nominal (PPT), de acuerdo al Instituto Nacional Electoral (INE).

Segunda etapa. Selección de 3 manza­nas por Sección Electoral, con PPT.

Tercera etapa. En cada manzana se se­leccionó una muestra aleatoria de 5 viviendas particulares habitadas (se­gún señas visibles desde el exterior). En cada vivienda se selecciona una persona de 18 años y más, para la en­trevista con la técnica del próximo a cumplir años.

A partir de la experiencia de Berumen en encuestas similares, se estimó una tasa de no-respuesta de alrede­dor del 30%.

El esquema de muestreo produce una muestra de viviendas autoponderada.

La expectativa es que el diseño des­crito proporcione alrededor de 500 entrevistas efectivas.

Tamaño de muestra obtenido: 514 en­trevistas completas.

Metodología de recolección de datos. Entrevistas “cara a cara” en vivien­das seleccionadas.