Sismos y reconstrucción

62

Más allá de las cifras de decesos registrados en la Ciudad de México y de que cerca de tres mil personas tuvieron algún tipo de lesión o requirieron de atención médica y más allá de la elogiable solidaridad de miles de jóvenes y adolescentes que se volcaron a las calles para ayudar, ahora, a once días de distancia de que se registró el sismo, el tema es la reconstrucción. Pero vámonos por partes. En cuanto a fallecimientos, hasta ahora el gobierno capitalino reportó que fallecieron 214, y entre las víctimas hay 29 menores de edad. Además, aún hay 2 cuerpos sin identificar. También, ha habido 69 rescates y 32 personas continúan hospitalizadas. Con las muertes en la capital, en todo el país suman 335, pues en Morelos hay 74; en Puebla 45; en estado de México 15; en Guerrero seis, y en Oaxaca uno, según el reporte de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación. Hay que precisar que el incremento de personas fallecidas se debe a que todavía las labores de rescate continúan, principalmente en edificios colapsados, en donde aún hay cuerpos atrapados. Pero lo que muchos de nosotros nos preguntamos, es cómo se puede transparentar y no dejar dudas de que toda la ayuda internacional y los fondos públicos propios y privados, lleguen a los damnificados. La NFL aportó un millón de dólares al igual que las grandes ligas de beisbol. Equipos de futbol de Europa igual. El gobierno de China envió un millón de dólares. ¿Pero todo este dinero, aportado de donaciones de buena voluntad, en dónde se está concentrando? También nos preguntamos, ¿quién de la sociedad civil verificará esta promoción de Fundación Carlos Slim y su banco Inbursa de que por cada peso que se done, ellos aportarán cinco? Otros bancos, las televisoras y las grandes empresas están haciendo ofrecimientos similares y los partidos políticos pidieron al INE que ya no se les otorgue el presupuesto del último trimestre del año. Los donativos de un día de salario de los trabajadores petroleros, electricistas, diputados y senadores ¿a dónde están yendo a parar? Y es que a once días de suscitarse el sismo de 7.1 grados en la escala de Richter, el jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera Espinosa, anunció el inicio del Plan para la Reconstrucción, Recuperación y Transformación de la CDMX en una urbe cada vez más resiliente, lo que implica atender los más de 10 mil inmuebles que se vieron afectados y que fueron catalogados en color verde; entre mil 200 y mil 300 en color amarillo y 500 en color rojo. Aseguró que trabajará hasta rescatar a la última persona entre los escombros.