¡Salven su matrimonio! Con terapia de pareja

47

Ir a terapia de pareja es una opción que no está mal to­mar en cuenta, y más cuan­do deseamos mejorar la rela­ción con nuestro compañero de vida. Entonces, ¿por qué no darle una oportunidad?

No existe manual que nos dé la fórmula secreta para un buen ma­trimonio. De hecho, se necesita de fortaleza y mucha comunicación para este tipo de compromiso, por lo que, sin duda, no es una tarea fácil de lograr.

Todo esto y más puedes apren­derlo en una terapia de pareja. ¿Te animas a intentarlo?

 

RECOMENDACIONES:

  1. Deja la ira atrás. Es difícil y más cuando sentimos que tenemos ciertos asuntos pendientes, pero también debemos entender que hay otra persona en la relación y que sus sentimientos también cuentan. Ir a terapia cargados de ira evitará tener una conversación sana.
  2. Hacer proyectos juntos. Construir un mueble, pintar un área de la casa o hacer un vivero pueden ser proyectos que los enseñen a trabajar juntos, todo para lograr un resultado final que puede ser muy beneficioso para establecer lazos más fuertes.
  3. Actividades para salir de la rutina. Si no son de hacer proyectos, una buena alternativa es realizar actividades que impliquen cierto esfuerzo, pero que también permitan hablar sobre sus problemas con tranquilidad y a solas.
  4. Ambos ponen su granito de arena. Hay quienes se quedan en casa con los hijos mientras que la pareja pasa horas fuera de casa por trabajo. En ambos casos, los dos están tomando responsabilidades importantes y su aporte es fundamental para el funcionamiento del núcleo familiar. Por ello, es esencial no menospreciar el esfuerzo del otro.