¡Madre! ¿Obra maestra o simple fracaso?

111

Estamos ante una de las películas más controversiales de los últimos años, y aunque muchos la odian, aquí en BASTA! Te platicamos de ella


No es noticia que cuando Darren Aronofsky dirige una película y la entrega a la audiencia se genera mucha polémica, desde cintas como Réquiem por un sueño, El luchador, o su más grande éxito, El cisne Negro, su manera de abordar ciertos temas es muy visceral y perturbadora, nos lleva a los confines del cerebro y nos obliga a pensar demasiado (algo que al parecer odiamos) sobre la moralidad, la religión, los estándares sociales, la política, violencia, etcétera. Es por eso que el director neoyorquino es tan amado y odiado, porque nos muestra la naturaleza humana en su más pura esencia: quebrada, violenta, triste, animal.

Esta cinta ha conseguido dividir a un gran sector del público, tanto a los críticos como los fans. Están quienes aseguran es una obra maestra, de lo mejor del año, imperdible, plausible, fabulosa, con una estética bellísima y unas actuaciones increíbles; y están quienes la destrozan, que comentan es una película sin pies y cabeza, confusa, una cinta que alimenta el ego y las pasiones mundanas de su director, grotesca y sin sentido.

En lo particular, le puedo asegurar que la película es complicada, pero en un buen sentido, obviamente los 20 primeros minutos nos adentran en la historia, debemos tener mucha paciencia (mucha repito) para comenzar a entender lo que sucede en pantalla, y no es algo fácil de observar, nos exige mucha atención y pensamiento, tratar de comprender lo que sucede a través de nuestra protagonista es algo realmente interesante: las situaciones que se plantean, los posibles pensamientos, el amor y la relación con su pareja, la diferencia entre el argumento del inicio y el final, y que, son situaciones al parecer algo inverosímiles para más de uno, pero necesarias para el desarrollo de la historia y que para el último acto, nos hará entender casi en su totalidad lo que observamos, y digo casi, porque ¡Madre! Es una de esas películas que te llevas a casa para reflexionar, para tratar de descifrar los enigmas que se plantean, las perturbadoras escenas y lo arriesgado del guion, sin duda alguna es un film que te obliga a ir más allá de lo visual, te implora reflexión y comprensión. Entonces, yo le digo a usted querido lector, estamos ante una película que tiene diferentes matices y percepciones, todo dependiendo de la mente del que la ve, así que depende de usted juzgar y analizar lo visto en la pantalla.

Para continuar la controversia, en días pasados salió a relucir un promocional sobre la cinta, mismo que fue duramente criticado a través de redes sociales, los inconformes alegan que es un símbolo y una promoción de la violencia contra la mujer, alegan es una forma baja de lucrar con un hecho tan atroz, a final de cuentas, usted juzgará.

¡Madre! Es protagonizada por la ganadora del Óscar a mejor actriz en el año 2012, Jennifer Lawrence, por el actor español Javier Bardem, el creciente Domhnall Gleeson y un par de actores muy clásicos en el cine de los 80’s y 90’s, Ed Harris y Michelle Pfeiffer.

Algo que nos queda claro es que el personaje interpretado por J Law carga con la mayor parte de la trama, todo es visto desde su perspectiva, ella y su esposo habitan en una casa en medio del bosque y sin duda es un añadido más al misterio que envuelve la cinta.

Al final, lo que puedo comentar es que es una muy buena y controversial película.

Aquí la opinión de algunas personas: