Monreal: es hora de estar unidos para reconstruir

Monreal: es hora de estar unidos para reconstruir

113
0
Compartir

El delegado planteó, entre otras medidas, declarar los polígonos afectados como Zonas Económicas Especiales, otorgando estímulos fiscales, créditos blandos y facilidades laborales a los propietarios de establecimientos mercantiles y a los trabajadores.

Ciudad de México, 28 septiembre.- El Jefe Delegacional en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal Ávila, dijo estar de acuerdo con el plan propuesto por el Jefe de Gobierno hace unos días, e hizo sus planteamientos dirigidos al Ejecutivo Federal y al Gobierno Central, a través de adiciones en un Programa para la Reconstrucción, Renovación y Reconciliación de la Ciudad de México.

Destacó la propuesta de una comisión ciudadana para la vigilancia, verificación y fiscalización del programa de reconstrucción anunciado por Mancera y dijo que es hora de estar unidos para reconstruir las zonas afectadas por el sismo del pasado 19 de septiembre.

En el rubro de la Reconstrucción, dijo que el objetivo es levantar las zonas afectadas en el menor tiempo posible (plazo máximo de cuatro años), restituyendo o reubicando las viviendas y establecimientos mercantiles dañados, además de reactivar la vida económica y el empleo.

Monreal planteó, entre otras medidas, declarar los polígonos afectados como Zonas Económicas Especiales, otorgando estímulos fiscales, créditos blandos y facilidades laborales a los propietarios de establecimientos mercantiles y a los trabajadores.

Además, sugiere programas de vivienda media y media alta, de manera conjunta con el sistema bancario, para garantizar créditos blandos y de largo plazo, así como la reconstrucción o reubicación de los inmuebles. Esto también debe aplicarse para la vivienda popular tomando en cuenta también a aquellas vecindades, edificios e inmuebles que hayan resultado afectados tanto en el sismo de 1985 (reconstrucción rezagada) como en los actuales de septiembre de 2017.

El Jefe Delegacional en Cuauhtémoc solicita en relación al Fonaden CDMX (Fondo de Atención a los Desastres Naturales en la Ciudad de México), destinar a la reconstrucción el 50% de la recaudación por concepto de impuesto predial de las zonas siniestradas los próximos tres años.

Además propone un programa de austeridad y ahorro presupuestal de la Ciudad para 2018, con el propósito de ampliar los recursos destinados a la reconstrucción.

En lo que respecta al rubro de la Renovación, Monreal Ávila plantea promover el primer Plan de Desarrollo Urbano Megalopolitano del Valle de México, con la participación de organizaciones de la sociedad civil, instituciones académicas, colegios de profesionales, urbanistas destacados, gobierno federal, gobiernos estatales y los municipios que convergen en la zona centro del país, normando los usos de suelo con criterios de sostenibilidad, resiliencia y calidad de vida ambiental.

Entre otros puntos, propone un programa urgente para detener la sobreexplotación de los mantos acuíferos e impulsar la reconstitución de los mantos freáticos del Valle de México, como prevención de desastres naturales mayores (sismos catastróficos, hundimientos, inundaciones, etc.)

Solicita reforzar el perfil económico de la CDMX como ciudad de servicios turísticos, culturales, educativos, médicos y financieros de primer nivel, al tiempo que se impulse la competitividad económica y laboral de la CDMX, proyectándola como ciudad digital, del conocimiento, innovación y la mentefactura (es el futuro de las ciudades del siglo XXI).

También expone diseñar la Norma Oficial Mexicana de Ingeniería Sismo Resistente (NOM-ISR), de acuerdo a las zonas de riesgo del suelo en el Valle de México, para aplicarla en la reconstrucción y en futuras edificaciones.

Por último punto señala a la Reconciliación, por medio de su promoción en tres ámbitos: relación del gobierno con la ciudadanía; entre los grupos de la sociedad; y del gobierno y la sociedad con el hábitat del Valle de México.

En este aspecto, indica que es importante crear una comisión ciudadana para la vigilancia, verificación y fiscalización del programa de reconstrucción de la CDMX, con la participación de especialistas en urbanismo, protección civil, seguridad estructural, protección al medio ambiente y rendición de cuentas públicas.

Incentivar la edificación de inmuebles verdes y la reconversión de los existentes en construcciones amigables con el medio ambiente, es otra de las propuestas, así como privilegiar el uso de materiales ecológicos y amigables con el medio ambiente para la reconstrucción y renovación de viviendas y espacios públicos.

Además, exhorta a ampliar y fortalecer las políticas de movilidad sustentable, privilegiando el transporte público masivo híbrido, las ciclovías, el transporte eléctrico, el monorriel y el transporte privado eléctrico.

Dejar una respuesta