Simulan arreglos en el Sistema de Alerta Sísmica

667

 SOSPECHOSA LICITACIÓN A DOS EMPRESAS PRIVADAS; Los consorcios CIRES y MDreieck han obtenido contratos por un monto de 475 millones de pesos de 2010 a la fecha para operar y dar mantenimiento, pero no lo hicieron; el sábado volvió a fallar

Por David Casco /Héctor García

Otra vez, la negligencia cobró vidas. Ahora fue por el posible contu­bernio del Gobierno de la Ciu­dad de México con las empre­sas Centro de Instrumentación y Registro Sísmico (CIRES) y MDreieck, mismas que fueron contratadas para dar el mante­nimiento a los equipos de aler­tas sísmicas que adquirió el GCDMX, pero que por negli­gencia no se realizó de manera adecuada, sino a través de meras simulaciones.

De poco o nada ha servi­do el gasto de los 225 millones de pesos que destinó el gobier­no capitalino de Miguel Ángel Mancera –con apoyo de la Fe­deración–, para modernizar el Sistema de Alerta Sísmica de México (SAS).

Y es que a pesar de que las dos empresas tienen un contrato por adjudicación directa con el Go­bierno capitalino, todo es una simulación pues no han hecho su trabajo de manera adecuada.

De acuerdo al con­trato, la labor de CI­RES es revisar que los aparatos receptores de la señal de alerta fun­cionen de manera efi­ciente, y MDreieck, ve­rificar que operen con normalidad las bocinas repartidas en los edifi­cios públicos. Pero no es así…

Millones a dos empresas

Ambas empresas, se­gún consta en docu­mentación oficial, han obtenido contratos guberna­mentales por un monto de 475 millones de pesos de 2010 a la fecha, por lo menos. Su tarea es operar y otorgar el manteni­miento al Sistema de Alerta Sís­mica (SAS).

Pero años atrás, en 1989, a CIRES, a pesar de no ser un or­ganismo de Gobierno, sino pri­vado, le fue encomendada la ta­rea de operar el SAS. Y en el año 2010, esta misma empre­sa privada pidió la remodela­ción y modernización del Siste­ma de Alerta Sísmica; ellos mis­mos dieron su aval para comprar y repartir los 88 mil radios de alerta sis­mológica para repar­tirse en edificios pú­blicos, escuelas y casas particulares, miles de las cuales fueron em­bodegadas y otras más vendidas en sitios co­mo mercadolibre.com, de manera ilegal.

¿Y quién fue el proveedor? La empresa MDreieck, constituida por ellos tres años antes. De esta manera, crearon un monopolio que a la fecha siguen explotando.

La empresa MDreieck no opera el Sistema de Alerta Sís­mica, de eso se encarga única­mente el CIRES.

De acuerdo a documentales oficiales, desde que arrancó el SAS, el Gobierno mexicano ha desembolsado por lo menos 43.4 millones de dólares.

Y la dupla CIRES-MDreieck ha tenido el 99 por ciento de es­ta inversión, tanto en la Ciudad  de México como en Oaxaca. De ese tamaño es el negocio…

 

El sábado falló la alarma en varias zonas

Nuevamente, la alarma sísmi­ca volvió a fallar el pasado sába­do en la mañana, pues no sonó en varias zonas de la Ciudad de México, y en otras el sonido fue muy débil, segundos antes del temblor de 6.1 en escala de Ri­chter, registrado en la comuni­dad de Hidalgo, Oaxaca, denun­ciaron capitalinos.

Virginia Mondragón, Sofía Ar­mendáriz, Pamela López, Roxana Vázquez y diez capitalinos más que viven en las delegaciones Be­nito Juárez, Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo, Azcapotzalco e Iztapa­lapa, relataron a Diario BASTA! que jamás escucharon la alarma sísmica o, en el mejor de los casos, el sonido fue muy débil.

De esta manera, se sumaron a la demanda de organizacio­nes sociales, comités vecinales y asambleístas, para que la ad­ministración mancerista (a tra­vés del secretario de Protección Civil, Fausto Lugo García) rin­da cuentas a la sociedad, porque los 255 millones de pesos para la modernización e instalación de 88 mil radios o alarmas sís­micas, no justifican su servicio a favor de los capitalinos.

También por redes sociales, decenas de capitalinos se que­jaron de que en muchas zonas de la capital no se activó la alar­ma sísmica, y otras el sonido fue muy tenue.

Lamentablemente, señala­ron que en los últimos días los radios o alarmas sísmicas, lejos de ayudarlos, los asustan, pues ya no saben si se activaron por error o si en verdad se encuen­tran sonando en tiempo real.

En la colonia Las Torres, de­legación Magdalena Contreras, la alarma de plano no sonó, re­lató a Diario BASTA! Estela Ló­pez, quien dijo que tuvo que sa­lir corriendo de su casa cuando ya estaba el movimiento telúri­co. “Así sucedió con varios veci­nos, que se enteraron cuando ya estaba temblando”, sostuvo. Una falla más…

 

 MONOPOLIO

LA EMPRESA CIRES pidió la remodela­ción y modernización del Sistema de Aler­ta Sísmica y dieron su aval para comprar y repartir los 88 mil radios de alerta sismoló­gica. Y MDreieck, constituida por ellos tres años antes, se los vendió. De esta mane­ra crearon un monopolio que a la fecha si­guen explotando.

 

 DOS DECESOS POR CRISIS NERVIOSAS

EL SISMO del sábado pasado cobró dos víctimas, pues dos mujeres fallecieron a causa de un infarto. Las autoridades capi­talinas confirmaron que una mujer de 83 y otra de 58 años de edad, respectivamen­te, sufrieron crisis nerviosas, lo que les pro­vocó el infarto y la muerte. Los decesos fueron

 

 DATO 225mdp

El Gobierno de la CDMX destinó 225 millones –con apoyo de la Fede­ración–, para modernizar el Sistema de Alerta Sísmica de México.