Protege derechos de su vida íntima

152

Demandará a quien se invente una versión libre sobre su vida privada con fines de lucro, y será considerada como serie pirata, es decir, fuera de la ley

 

Por Chucho Gallegos

Luis Miguel protege la ex­clusividad de su vida ne­gociada con Netflix y la productora Gato Grande para realizar una serie que tendrá la veracidad de ser contada por él mismo, y para esto prohíbe cual­quier otra versión que no ten­ga los permisos legales obliga­torios, so pena de entablar una demanda contra quien pretenda irse por la libre.

Es por eso que por temor a ser demanda­da por Luis Miguel, Univision canceló en forma definitiva el proyecto de la serie no autorizada del cantan­te, debido a que es una marca registrada que requiere de permisos legales para cualquier explotación.

Luego de seis meses de trabajo, el produc­tor Pedro Torres reci­bió en las instalaciones de su empresa a ejecutivos de Univision para analizar a fon­do los riesgos que se corrían lan­zando una bioserie con el título de no autorizada, cuando ya hay otra que sí está aprobada por el cantante y es la que está hacien­do Netflix con la empresa Ga­to Grande, de Miguel Alemán Magnani, y se acordó suspender los trabajos, por más avanzados que estuvieran.

Este es el verdadero motivo por el que se canceló la biose­rie, luego de que a los directivos de Univision en Estados Unidos les filtraron información de que Luis Miguel acudiría a las ins­tancias legales no solo para de­mandar, sino para suspender cualquier filmación de bioseries de su vida con fines de lucro.

¿SABÍAS QUE?
El nombre de Luis Miguel es una marca registrada y el uso del mismo sin autorización
es delito.