Estudiantes reclaman a Peña y son reprimidos por escoltas

232

Jóvenes que hacían trabajo como voluntarios, fueron expulsados con violencia por el Estado Mayor Presidencial en un recorrido que hacía el Jefe del Ejecutivo en Joquicingo, Estado de México

Por Agencia BASTA!

Tras el recorrido del presi­dente Enrique Peña Nieto por el municipio de Joquicingo, uno de los lugares más afecta­dos en el Estado de México, elementos del Estado Mayor Presi­dencial se enfrentaron con jó­venes, que afirmaron ser de la Universidad Autónoma del Es­tado de México.

El mandatario caminaba por la Calle León Guzmán, don­de daría un mensaje a cientos de mexiquenses afectados por el sismo del 19 de septiembre, cuando frente a él, a mitad del tumulto, los militares peleaban con los estudiantes.

Todo ocurrió cuando uno de los escoltas trataron de sacar a empujones a un señor de la terce­ra edad por gritarle al presiden­te: “¡agarra una pala!”. Al perca­tarse de esta situación, los estu­diantes reaccionaron contra los uniformados, lo que suscitó un enfrentamiento y su expulsión del lugar donde minutos después el mandatario priísta daría un mensaje a los mexiquenses afec­tados por el desastre.

El Presidente, acompañado por el Gobernador Alfredo del Mazo, veía de lejos la escena, desconcertado por lo que suce­día. Aunque observó lo que pa­so, no intercedió para calmar los ánimos y enfrentar las críticas de los estudiantes.

A empujones, sacaron a los estudiantes del lugar, y el Presi­dente continuó su discurso, en el que prometió que pronto co­menzará a llegar la ayuda.

Por otro lado en su discurso, el Mandatario lamentó que lle­gue a la comunidad gente que no tiene el espíritu de ayuda, por lo que preguntó a los luga­reños si eran de la comunidad, y le respondieron que no.

Peña Nieto afirmó que era realmente condenable la acti­tud de quienes no ofrecen su ayuda de buena fe.

“Aquí hoy los mexica­nos están trabajando para apoyar a la gen­te que más lo nece­sita, y lo que no se vale es que haya gente que preten­de obstruir ese ti­po de ayuda de los mexicanos, de las au­toridades y quieran ser obstáculo para esta ayuda.

“Hemos visto en las redes sociales mucha desinforma­ción, a veces información falsa, noticias falsas que verdaderamen­te entorpece la la­bor de auxilio y apoyo de las per­sonas damnifica­das. No se dejen engañar, no se de­jen confundir”, acu­só Peña.