Atala Sarmiento: “Mi marido me trae flores todos los días”

3313
Shanik Berman

Por Shanik Berman

“DANIEL BISOGNO ES EL MEJOR ESPOSO, REGALA BOLSAS CARÍSIMAS DE MARCA, RELOJES CARÍSIMOS, POR ESO SU ESPOSA ENLOQUECE CON ÉL Y YO SOY COMO ÉL PERO EN MUJER, MUY COMPARTIDA EMOCIONAL Y ECONÓMICAMENTE”

Atala Sarmiento, ¿es cierto que el novio y marido perfecto es Daniel Bisogno, tu com­pañero en Ventaneando?

Aparte de que es más alto que yo, mide 1 metro 90, es tipazo, ese sí es un superesposo: es de­tallista, consentidor y tierno; y aunque en el programa Ventaneando represen­ta a un hombre irre­verente, si lo cono­cieran, es el más detallista. Ca­da vez que he es­tado en aprietos, es increíble con­migo y como espo­so tiene unos detalla­zos: da diario flores, bolsas carísimas de marca, joyas, re­lojes carísimos, coches y ade­más él dice que es buen aman­te. Son sus palabras, dice que en la cama hace trabajo de relo­jero suizo… Habrá que pregun­tarle a la esposa sobre eso, pero todo lo demás que te estoy con­tando yo lo he vivido y es im­presionante qué lindo es, por eso su esposa enloquece con él.

¿Tú has tenido un novio así de impresionantemente espléndido?

Es que no soy interesada y soy la que jala la carreta cuan­do al otro no le va bien; soy ge­nerosa con mi tiempo y con lo material, soy como Da­niel Bisogno en mu­jer, entregada y muy compartida emo­cional y económicamente.

¿Por qué te divorciaste de tus dos maridos anteriores a David, tu actual esposo?

Mi primer marido me maltra­tó, el segundo me ayudó pe­ro no era para mí y en David, mi actual marido, que es 10 años más joven que yo, encon­tré por fin a mi Príncipe Azul.

Con mi primer marido, Ale­jandro, duré 7 años casa­da y básicamente fue una eta­pa dolorosa de mi vida.

Suena como que te pegaba y que se la devolviste…

Afortunadamente no llegué a ese extremo; yo no lo hubie­ra golpeado porque no ten­go ese tipo de carácter ni edu­cación; ni siquiera me lo planteaba, lo único que yo bus­caba en ese matrimonio era es­tar a salvo, pero no intenta­ba responder con violencia.

¿Y si había maltrato, por qué duraste tanto casada? Siete años son muchos para sufrir tanto.

Porque tuve una educación conservadora, en la que se me enseñó que hay que traba­jar mucho por la relación y du­ré tanto porque soy muy lu­chona, lo intenté demasiado

Con mi segundo mari­do estuve 5 años en total, y era muy lindo; lo que necesi­té en ese momento, lo tuve gra­cias a él: me ayudó a recons­truirme, pero a veces las cosas no funcionan y es mejor ter­minar, y nadie somos joya, na­die es una perita en dulce, to­dos somos seres humanos y él no era para mí ni yo para él y me divorcié por segunda vez.

¿Y ahora, con tu tercer marido, cómo vas?

Mi esposo, David Rodenas, es el Príncipe Azul, por fin lo encon­tré; me casé con él hace exac­tamente 3 años, el 9 de agos­to, en privado y luego nos vol­vimos a casar en Barcelona. Lo amo y he sido muy feliz con él, aunque es 10 años más jo­ven que yo. Es más, ahori­ta nos fuimos a San Francis­co a celebrar su cumpleaños.

¿Tú quieres tener hijos o ya no?

Mientras más pasan los años, más lo dudo; mucha gente me pregunta: ¿No les hacen falta los hijos?, Pues no nos hacen fal­ta, porque no se puede extra­ñar algo que nunca se ha teni­do y no conocemos; no creo que los tenga, pero si algún día te­nemos un hijo, ¡buenísimo! Y si nunca tenemos un bebé, no­sotros ya tenemos una dinámi­ca de pareja que nos encanta y no es fácil cambiar nuestra vida por un hijo. Si sucede, bienveni­do; si no, felices con la vida que tenemos, que es maravillosa.

¿Atala, bajaste mucho de peso?

Hace tiempo ya que bajé, por­que me gusta hacer ejerci­cio, tengo la disciplina sufi­ciente  para correr de 3 a 5 ve­ces por semana y me hace bien a mi cuerpo y a mi alma, pe­ro no sé cuánto peso; ni báscu­la tengo, porque si no, me su­biría cada 5 minutos, pero por el ejercicio he bajado mucho de peso, porque estoy cero a die­ta, como de todo, hasta postres.

Tu cuñada, La Choco, la esposa de tu hermano también está en Ventaneando, ¿no te peleas con ella?

No peleamos porque fíjate que las dos somos muy abiertas y tolerantes y separamos per­fecto el trabajo y la familia.

¿A quién le daría la razón tu hermano en una pelea, a ti que eres su hermana o a ella que es su esposa?

Yo esperaría que a La Cho­co porque el hombre tiene que apoyar a la esposa, ya que él sa­be que pase lo que pase, no­sotros somos hermanos y siempre estaré ahí para él.

Así concluyó la encantado­ra Atala Sarmiento, quien mi­de 1 metro 73 de estatura pe­ro como usa tacón del 12, le pega al metro con 85.