Primero tembló y después se escuchó la alarma sísmica

204

Tras el sismo de 7.1 en la capital, el gobierno quedó rebasado con su programa de prevención, lo que hizo que la ciudadanía no pudiera prepararse ante el fenómeno que dañó a miles de personas

Por Héctor García

Tras el sismo de 7.1 en la Ciudad de México mucha gente se pregunta ¿Por qué no sonó la alarma? Si tan solo hubiera sonado, Ya que en la CDMX primero tembló y des­pués se escuchó la alarma sís­mica, con lo que falló la preven­ción del gobierno capitalino, lo que pudo haber salvado vidas, las ironías de la vida, 32 años después, el mismo día salvo con unas horas de diferencia, la Ciu­dad de México fue fuertemente sacudida por un sismo de 8.1 en escala de Richter, a 120 kilóme­tros de la capital.

El gobierno de la Ciudad de México, fue rebasado por la ca­tástrofe provocada por el sismo, por lo cual la sociedad tomó en sus manos las tareas de ayuda.

Las delegaciones más afecta­das fueron Cuauhtémoc, Benito Juárez, Iztapalapa y Coyoacán con un número incuantificable de edificios dañados. Durante un recorrido realizado por Dia­rio BASTA! se pudo constatar que los protocolos de seguridad de la Ciudad de México queda­ron traspasados.

El Gobierno de la Ciudad de México anunció que en la me­dida en que se realice un con­teo minucioso por las 16 dele­gaciones se sabrá la magnitud de los daños.

Por otro lado el fuerte sismo provocó un caos ciudadano y la caída de las telecomunicacio­nes, pues llegó el momento en que se colapsaron.

Algunas líneas del Metro brindaron el servicio sin con­tratiempos, poco después del movimiento telúrico, excepto en Líneas 12 y B las cuales su­frieron daños en estructura,

El caos ciudadano reinó en­tre los capitalinos, por lo cual quedó visto que de nada sirven los simulacros cuando los fenó­menos naturales son reales, co­mo el de ayer.

1.25 MINUTOS

Es lo que la alarma sís­mica le da  a la población para que se ponga a salvo a tiem­po antes de que inicie un fuerte sismo.

DATO SORPRESA

El terremoto de ayer ocurrió poco después de que coinci­dentemente se realizara un simulacro

DATO SOLIDARIO

Como hace 32 años cuando tembló en la CDMX el pueblo mexicano se unió para ser brigadista y ayudar a la gente afec­tada en dis­tintos puntos del país.