Llega la noche y las compras de Pánico no se hacen esperar

62

En algunas tiendas de la zona los productos se acaban y los estantes comienzan a verse vacíos, y la situación se agrava porque las tiendas de conveniencia, llenas de productos y servicios y que han invadido media ciudad, en plena emergencia decidieron cerrar. Mientras cae la noche, hay gente que está afuera de sus casas, comentando el movimiento telúrico de hoy el cual hizo recordar el de hace 32 años, y que ya dejó 44 edificios derrumbados, 30 personas muertas y 60 heridos tan solo en la capital.
Capitalinos afectados por la falta de energía eléctrica acudieron a tiendas de barrio para comprar velas y no pasar la noche en penumbras, pues han pasado casi 8 horas del sismo de 7.1 grados con epicentro entre los límites de Puebla y Morelos, y aún no ven reestablecido el servicio. Pero además de velas la población acudió a comprar botellas de agua, pan blanco, latas de atún y galletas.