Diario Basta!

Socavón, por la falta de mantenimiento

La enorme grieta, evidencia la ineficacia en el manejo de los recursos del GCDMX

Las autoridades capitalinas volvieron a fallar a sus go­bernados en la preven­ción, mantenimiento hidráulico y del sistema de drenaje, deján­dolos hundidos en el agua en­frentando grietas que ponen en riesgo su vida.

El ejemplo de la falta de man­tenimiento a la red de drenaje y la hidráulica, se manifestó ayer con la aparición de un enorme socavón –de unos 10 metros de diámetro por 8 de profundi­dad– en pleno Paseo de la Re­forma, entre las calles de Hum­boldt y Cristóbal Colón, en la delegación Cuauhtémoc.

Este enorme hundimiento no es el primero. Antes se registra­ron varios en diversos puntos de la ciudad y atrás de la cate­dral Metropolitana.

Por ello, la bancada de Mo­rena en la ALDF, criticó la falta de mantenimiento por parte de la administración mancerista.

Recordó que anualmente el jefe de Gobierno capitali­no cuenta con miles de millones de pesos adicionales, por lo que no puede ale­gar que carece de f inanciamien­to para realizar obras de primera necesidad para los capitalinos.

Refirió que en es­te año, Mancera Espino­sa tuvo un superávit cercano a los 30 mil millones de pesos, que bien pudo destinarlos para los trabajos de mantenimiento de las redes hidráulica y de drenaje para evitar so­cavones.

“Hoy las omisio­nes y negligencias se las facturan a las fuertes lluvias que se registran en la capital de la República”, preci­saron.

Lo cierto es que el hundimiento de más de tres metros de profundidad y cuatro metros de diámetro, movilizó a personal del Siste­ma de Aguas de la Ciudad de México, CFE y de Protección Civil de la delegación Cuau­htémoc, incluido a su titular Ricardo Monreal, quien di­jo que las intensas lluvias registradas en las últimas horas causó el hundimiento, dañan­do el sistema de drenaje.

Anunció que no hubo nin­gún lesionado, pero sí daños materiales. Para garantizar la seguridad de las personas, indi­có, se desalojaron a trabajadores de establecimientos comercia­les cercanos al socavón.

MANCERA, OMISO

Por su parte, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, mini­mizó el caso. Y se concretó a se­ñalar: “están trabajando la CFE y SACMEX, los dos ya están en la evaluación y en los trabajos que se tengan que hacer para repararlo”.

Sin embargo, Mancera Espi­nosa nunca habló de los traba­jos preventivos que lleva a cabo para que no se registren inun­daciones y más hundimientos en otras partes de la Ciudad de México.

Se justificó que de registrar­se más lluvias copiosas en los próximos días, el drenaje de la capital enfrentará serios pro­blemas para desahogar los cau­dales de agua.

De acuerdo a Mancera, la gran apuesta es el Túnel Emi­sor Oriente, que estará listo para operar en septiembre del próximo año y de esa forma se evitarán inundaciones.

Dijo que ha sido una obra muy tardada porque se llevan gastados 34 mil millones de pe­sos; más de tres veces lo pre­supuestado, que inicialmente eran 8 mil millones de pesos.

Y se lavó las manos al señalar que las inundaciones depende­rán de las precipitaciones plu­viales que se registren en los días por venir.

Sin embargo, nunca habló de los programas de prevención para apoyar a millones de capi­talinos que son afectados a dia­rio por inundaciones, encharca­mientos y socavones.

REPARACIÓN, 3MDP

RAMÓN Aguirre, director del Sistema de Aguas de la CDMX, aseguró que tar­darán un mes aproximadamente en reparar el bo­quete, a un costo de unos tres millones de pesos.