Diario Basta!

Lluvias provocan estragos por la falta de prevención

La lluvia no respeto ni autos compactos, ni autobuses

 Una vez más la Ciudad de México se convirtió en un caos debido al agua­cero que ha cobijado a los capi­talinos en los últimos días, ciu­dadanos quienes se han visto inmersos en inundaciones que acabaron con parte de su patri­monio familiar y han sido fac­tor para alterar la vida de las personas.

En protesta, los afectados, entre ellos los de la colonia Pensador Mexicano, ayer blo­quearon Circuito Interior a la altura del metro Oceanía para exigir a las autoridades corres­pondientes dar solución a las inundaciones que han hecho efecto en sus viviendas, además de causar afectaciones viales y embotellamientos.

El libre tránsito, quitar vehí­culos varados y una unidad va­ctor para desazolvar dicha vía vehicular fueron parte de las exigencias de los vecinos quie­nes buscan un pagador por las pérdidas materiales provocadas por las inundaciones.

Las afectaciones por la lluvia también se dieron en Pantitlán donde una camioneta y un au­to compacto quedaron atrapa­dos en un bajopuente, además de algunos autobuses de pasaje­ros que corrieron con la misma suerte y quedaron en la laguna que se formó de más de 1.5 me­tros de altura, sin contar el caos vial que se replicó en casi toda la Ciudad.

Ante las afectaciones fruto de la precipitación pluvial que continuó este jueves y la continuas lluvias que provocaron también la inundación en la avenida Gran Canal en­tre San Juan de Aragón y Talismán, colonia Héroes de Chapultepec, el gobierno capitalino activó la Aler­ta Amarilla, para el apoyo de posi­bles afectados.

La precipitación pluvial de ayer se registró en las delegaciones Cua­jimalpa, Álvaro Obregón, Venustiano Carranza, Miguel Hidalgo y Xochimilco, en donde la lluvia fue calificada de ligera intensidad, y en Coyoacán como moderada.

En Tlalpan se registró lluvia fuerte, por lo que se recomendóa los peatones no pisar cables de electricidad que se encuentren en el suelo, evitar zonas lodosas o con escurri­miento y cruzar las calles por las zo­nas peatonales establecidas.