Abuchean a Mancera por no afiliarse al PRD

40
Le llovieron los reclamos al jefe de Gobierno capitalino, quien sigue jugando con la idea de ser independiente para no s

Ciudad de México. Ante 200 consejeros nacionales, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mance­ra, fue abucheado por un grupo de perredistas, encabezados por la consejera Dorisol Gon­zález, pues le reprocharon que desdeñe afiliarse al partido, pe­ro aún así participa en sus deci­siones, esto en el Noveno Pleno Extraordinario del IX Consejo Nacional del PRD.

Para acallar las voces que gri­taban “¡fuera, fuera, fuera!” y “¡PRD, PRD, PRD!” el manda­tario local reconoció que no es aliado del partido. Durante su discurso, fue tajante al decir que “aquí hay que estar por volun­tad”, y aseguró que siempre es­tará defendiendo al partido.

Entre gritos y rechiflas, Mancera llamó a la unidad del partido y, al referirse sin pro­nunciar sus nombres a la sali­da del Sol Azteca de René Be­jarano y Dolores Padierna, les deseó suerte y afirmó que el partido “es un motor de cam­bio fundamental, donde siem­pre hemos defendido el trabajo en todos los espacios”.

Por otro lado, ante la ola de deserciones en el Partido de la Revolución Democrática (PRD), la dirigente nacional, Alejandra Barrales, aseguró que, de acuer­do a cifras del INE, su partido tiene 5 millones de militantes.

Barrales eludió dar respues­ta sobre si los perredistas que han acudido a respaldar a Ló­pez Obrador serán expulsados. Ante esta situación, el goberna­dor de Michoacán, Silvano Au­reoles, aseguró que los estatutos son muy claros: todos los perre­distas que apoyen a otro parti­do, deberán ser expulsados.

En esta misma sesión, el par­tido aprobó su política de alian­zas, de cara al proceso electoral de 2018, con 207 votos a favor y 33 en contra, la cual plantea que se instaure un Frente Amplio Democrático el cual incluye al PAN, PVEM y Nueva Alianza.

 EL INDEPENDIENTE DEL PRD

Cabe recordar que Miguel Án­gel Mancera Espinosa siempre se ha manejado como indepen­diente y presume que no perte­nece a ningún partido político, a pesar de que contendió bajo las siglas del PRD para ganar la je­fatura de Gobierno.

Sabedor de que es más re­dituable la figura de indepen­diente que ser candidato por un partido político, a Mancera Es­pinosa le gusta jugar con la am­bivalencia de que no está ama­rrado con el sol azteca, y de que la gente está harta de las siglas partidistas.

Hace un par de meses, el je­fe de Gobierno aseguró que los ciudadanos están cansados “de los partidos políticos, de la polí­tica y de los políticos, por lo que se deben ofrecer opciones de cercanía y de participación con la gente”.

El mensaje fue claro, de acuerdo a analistas políticos: Mancera se desmarca del PRD, ante la crisis que atraviesa el partido, y coquetea con la idea de que si no es el elegido para ser candidato a Presidencia de la República en 2018, se postularía por la vía independiente.

De igual forma, y a pesar de no ser miembro del PRI, Man­cera tiene su propia corriente al interior del partido –Vanguar­dia Progresista–, cuya cabeza vi­sible es Héctor Serrano, actual secretario de Movilidad del go­bierno capitalino, desde don­de tejen fino para hacerse de la candidatura.

El mismo Héctor Serrano re­conoció públicamente que Van­guardia Progresista tiene la fuerza necesaria para hacer a Miguel Ángel Mancera su can­didato a Los Pinos.

Aún más, el mismo Serrano afirmó que, pese a que Mancera no es perredista, cuenta con un equipo que lo respalda y acom­paña. Es decir, con PRD o por la vía independiente, el todavía je­fe de Gobierno sigue firme en sus aspiraciones políticas.

Lo de ayer, el abucheo de los perredistas en su IX Consejo Nacional, es más que significati­vo. Casi un ultimátum: o te afi­lias, o te vas…